Expo Rural 2018 Portada Mercado de Liniers Invernada y cría Granos Remates Clima Noticias Opinión Análisis  
Buenos Aires
T: 15.3º    H: 90%
   
Política
01/03/2018
El sector agropecuario, ausente en el discurso de apertura de sesiones ordinarias.

El presidente Macri se centró en destacar que “lo peor ya pasó”, pero no dio precisiones en materia económicas.

 

Por Andrés Lobato

En el comienzo del año legislativo, el presidente Mauricio Macri se dirigió al Congreso Nacional y efectuó un balance de gestión, en donde remarcó que “lo peor ya pasó, y las transformaciones empiezan a dar sus frutos”. Confiado, destacó que Argentina transita un camino de desarrollo, y remarcó rubros como turismo y comunicaciones.

El mandatario destacó la importancia de contar con un Estado “moderno, al servicio de la gente” y señaló que en este sentido “estamos avanzando”. También sostuvo que “hay que organizarse para el trabajo del siglo XXI”.

En una economía cuyo mayor ingreso de divisas proviene del sector agroindustrial, llama la atención que el presidente Macri no se haya referido al sector agroindustrial. En 2017, el mandatario dedicó algunos minutos al sector agropecuario, con frases de ocasión y algunas estadísticas-

En esa ocasión, destacó de modo ambiguo y sin precisar sectores, que quienes trabajan en el campo tienen “potencial para ganar lugares en los supermercados del mundo”, además de anunciar una muy buena cosecha de trigo correspondiente a la campaña 2016/17 y una campaña récord de granos de 130 millones de toneladas.

Hace un año, Macri remarcó que al mejorar sus condiciones de producción, los productores “respondieron con inversión y crecimiento”, situación que se reflejaba en un incremento en las ventas de tractores y cosechadoras.

Como contrapartida, el presidente citó datos erróneos sobre la exportación de arándanos desde Tucumán, y al final del discurso de apertura, una legisladora le acercó un paquete de yerba mate, para poner en escena el problema de bajos precios recibidos por los productores.

En este punto, y aunque de manera superficial, el presidente Macri incluyó al sector agropecuario en la agenda de temas en el simbólico discurso de apertura. Pero este año, la cadena agroindustrial quedó fuera de temario.

En el plano discursivo, el macrismo siempre le dio a este sector un lugar de privilegio, pero a la hora de implementar políticas concretas, la situación difiere. Esto se puede ver en la asignación presupuestaria para el ministerio de Agroindustria, que este año fue el igual al de 2017, además de una reducción política y de  personal en organismos como SENASA y la propia cartera agropecuaria.

Esta situación, junto a la omisión del sector agropecuario en el discurso presidencial, constituye una enorme preocupación para esta cadena de valor, en medio de los efectos devastadores del clima en la producción y la suba de costos y tarifas, entre otros ítems.

 
 
   
   
HOY
Martes en Liniers: Demanda selectiva y plaza sostenida
 
Análisis de la Jornada:
Julio Boutet
 
18/10/2018
Mercado de granos
 
Informe Granario:
Carlos Etchepare
 
18/10/2018
Sanidad animal y divulgación científica
 
Notas Técnicas:
Antonio Monteagudo
 
18/10/2018
Análisis de la semana Ganadera
 
Opinión:
Ignacio Iriarte
 
22/10/2018
Resumen semanal de Invernada
 
Información de Invernada:
Julio Boutet