Portada Mercado de Liniers Invernada y cría Granos Remates Clima Noticias Opinión Análisis  
Buenos Aires
T: 12.8º    H: 53%
   
Ganadería
11/01/2018
Como disminuir los efectos del estrés calórico en el feedlot

Las altas temperaturas impactan en los índices de conversión

 

En el período estival, el estrés calórico es uno de los problemas más frecuentes en los establecimientos de engorde a corral. En este contexto, se deben tomar medidas para evitar caídas en los índices productivos, y si bien no se puede reducir de manera completa los efectos del calor, sí se puede disminuir su impacto.

La combinación de temperaturas elevadas y humedad relativa se puede reflejar en una caída de 10 a 20% en el consumo de ración. Ante esta situación, suben los requerimientos nutricionales y disminuye la eficiencia de conversión.

En diálogo con delsector.com, el veterinario Sebastián Riffel destacó que las altas temperaturas pueden generar temblores, deshidratación y colapso respiratorio, que puede causar la muerte del bovino. La mayor incidencia se percibe en animales con problemas sanitarios previos, de pelaje negro y en animales jóvenes, como el caso de destete precoz.

Frente a esta situación, el profesional enumeró estrategias para atenuar el impacto del estrés calórico. Una de ellas es el armado de medias sombras, que deben tener una determinada altura para que el aire circule por la parte inferior.

Este método permite reducir la radiación directa e indirecta, y para ser efectivo debe colocarse a una altura de 3 a 4 metros y brindar a cada bovino una sombra de 1,8 m². Con una correcta aplicación de esta medida, se puede reducir entre 1 y 3 grados centígrados la temperatura.

Una segunda herramienta es el rociado, que es una de las acciones más efectivas y que mas estructura demanda. Según destacó Riffel, el método más efectivo es rociar al bovino y la superficie del suelo, que se puede hacer de dos maneras: con camión regador o bien colocando aspersores en los corrales.  El principal problema que presenta el rociado es que puede duplicar o triplicar el consumo de agua habitual en el feedlot.

Una tercera opción consiste en cambiar los horarios de suministro de la ración. En líneas generales, los bovinos comienzan la ingesta entre las 8:30-9 de la mañana y la retoman a las 19. Una alternativa viable consiste en distribuir un 30% de la ración lo más temprano posible, y el resto al atardecer. “También es importante diluir la concentración energética de la dieta, para evitar casos de acidosis”, remarcó el veterinario.

 

 
 
   
HOY
Lunes en Liniers: El paro penalizó la carga hacia Mataderos
 
Análisis de la Jornada:
Javier Lauría
 
22/06/2018
Mercado de granos
 
Informe Granario:
Carlos Etchepare
 
21/06/2018
Sanidad animal y divulgación científica
 
Notas Técnicas:
Antonio Monteagudo
 
21/06/2018
Análisis de la semana Ganadera
 
Opinión:
Ignacio Iriarte
 
HOY
Resumen semanal de Invernada
 
Información de Invernada:
Julio Boutet