Portada Mercado de Liniers Invernada y cría Granos Remates Clima Noticias Opinión Análisis  
Buenos Aires
T: 7.2º    H: 99%
   
Agricultura
09/01/2018
En Buenos Aires, el trigo empieza a cerrar una buena cosecha.

Con incidencia de roya amarilla, los rindes promedios oscilaron entre los 40 y 60 qq/ha

 

La campaña fina 2017/18 ingresó en la recta final, y después de la incertidumbre generada por los excesos hídricos al momento de la siembra, se perfila una cosecha que exhibe buenos rindes en la provincia de Buenos Aires. En esta zona se registró una caída del área sembrada cercana a las 300.000 hectáreas, de acuerdo a estimaciones privadas, pero el clima evolucionó de manera favorable para el cultivo en la segunda mitad de 2017.

Según estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, la región sudeste exhibe un rinde promedio que se ubica entre los 35 y 60 qq/ha, por encima de las cifras habituales para esa zona, aunque con algunos problemas en el stand de plantas, situación que puso un techo al momento de la cosecha.

Pablo Abbate, del grupo Trigo del INTA Balcarce aportó detalles sobre el avance de cosecha en el sudeste bonaerense. En esta zona, y con una siembra demorada por excesos hídricos, la cosecha del cereal se retrasó varios días. “Faltó nitrógeno y hubo cambios de ciclos”, reconoció el especialista. En la fase de desarrollo del cultivo, el clima acompaño en las etapas de floración y llenado de granos, y pese a la incidencia de roya amarilla, la cosecha hasta el momento arroja buenos resultados. Como contrapartida, Abbate reconoció que puede registrarse una baja en proteína, situación habitual cuando se presentan elevados rendimientos.

Desde hace algunas campañas, el trigo ha ganado espacios en los ambientes productivos del norte de Buenos Aires. Gustavo Ferraris, del INTA Pergamino detalló que a partir de septiembre 2017 los perfiles se acomodaron tras las abundantes lluvias y el cultivo presentó un desarrollo más favorable, sobre todo en suelos altos y con buena reposición de nutrientes.

En esos casos, el profesional destacó que los rindes promedio oscilaron entre los 45 y 50 qq/ha, con techos de hasta 65 qq/ha y un 10% de proteína. El dato llamativo de esta campaña fue la alta incidencia de enfermedades como roya amarilla.”Los productores realzaron hasta dos aplicaciones para controlarla, y se percibieron buenas repuestas a fertilización nitrogenada”, señaló.

En el resto de la provincia también las cosechadoras trabajaron a buen ritmo. En el oeste, los promedios consignados por la entidad porteña arrojan unos interesantes 41 qq/ha, mientras que en el centro bonaerense se ubican sobre los 36,6 qq/ha.

De acuerdo al último informe de la Bolsa de Cereales porteña, el cereal cerrará la presente campaña por debajo del ciclo anterior. Más allá de esta circunstancia, y con productores que atravesaron una siembra complicada, el cultivo promedia una buena campaña a nivel nacional, con un promedio estimado de 31,8 qq/ha, que se reflejaría en una cosecha de 17 millones de toneladas.

 

 

 

 
 
   
13/07/2018
Viernes en Liniers: Firme el consumo especial y la vaca
 
Análisis de la Jornada:
Silvio Baiocco
 
13/07/2018
Mercado de granos
 
Informe Granario:
Carlos Etchepare
 
12/07/2018
Sanidad animal y divulgación científica
 
Notas Técnicas:
Antonio Monteagudo
 
05/07/2018
Análisis de la semana Ganadera
 
Opinión:
Ignacio Iriarte
 
10/07/2018
Resumen semanal de Invernada
 
Información de Invernada:
Julio Boutet