ExpoAgro 2018 Portada Mercado de Liniers Invernada y cría Granos Remates Clima Noticias Opinión Análisis  
Buenos Aires
T: 19.5º    H: 94%
   
Política
08/01/2018
Los despidos en SENASA, un golpe a la producción cítrica

Desde ATE advirtieron que la falta de controles afectará la comercialización.

 

Los 130 despidos que implementaron en el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) generan un impacto por partida doble. A la incertidumbre por el futuro laboral y la posibilidad que continúen las cesantías, se debe añadir la preocupación que existe entre los productores del NOA y NEA por el futuro de los controles sanitarios.

De acuerdo a un relevamiento ordenado por el ministerio de Modernización nacional, el SENASA necesitaba incorporar unos 364 agentes, en su mayoría destinados a reforzar los controles sanitarios en zonas de fronteras. De todos modos, la reestructuración que el Gobierno está llevando a cabo sobre el tejido estatal llegó al organismo sanitario, y a estos 130 despidos podrían sumarse más pérdidas de puestos laborales en los próximos días.

Esta situación se desarrolla en un escenario político complejo para el sector agropecuario. El titular del ministerio de Agroindustria nacional, Luis Miguel Etchevehere se encuentra en medio de un fuego cruzado, entre la polémica que generó el pago de un bono de 500.000 pesos por parte de la Sociedad Rural Argentina y una citación de la justicia en Entre Ríos, por una causa de estafa iniciada por su hermana Dolores. En paralelo, el SENASA se encuentra acéfalo desde hace tres meses, a la espera de la asunción de su futuro presidente, el ex secretario de Agricultura, Ricardo Negri.

En diálogo con delsector.com, delegada de ATE-SENASA Carina Maloberti destacó que “nuestro organismo es técnico y no está sobredimensionado”, y reconoció que existen algunas fallas en brindar repuestas rápidas a los productores en situaciones puntuales.

La gremialista remarcó que uno de los efectos colaterales de estas medidas será el cese de controles sanitarios en el NOA y NEA, y su posterior traspaso al sector privado. Esta situación,además de perfilar un serio riesgo sanitario, trasladará costos extras a los productores. “Se levantan barreras sanitarias y hay economías locales que quedan a merced del libre mercado en el tema de que los controles, que pasarán a privados”

Maloberti analizó el panorama a futuro en el SENASA, y destacó que esta situación se desarrolla en un contexto en donde todavía no asumió el presidente de la entidad. “La reestructuración va a seguir y queremos ser convocados”, remarcó y advirtió que “no se les explica a los productores esta situación, quedan en desventaja de competitividad”.

Por su parte, entidades que representan a productores citrícolas de Entre Ríos manifestaron su preocupación ante este escenario. Desde la Asociación Citrícola del Noroeste Argentino (Acnoa), el directivo Roberto Sánchez Loria sostuvo en declaraciones periodísticas que “el gobierno quiere que nos hagamos cargo de los controles y la prevención de la plaga del HLB”.

Por su parte, el presidente de Fedecitrus, Fernando Borgo, enfatizó que “el gobierno intenta deslindarse de costos”. Y sostuvo que en su momento “el HLB entró por fallas en los controles del Estado, no por culpa nuestra”. A este horizonte adverso se suma las inquietudes de los exportadores, en donde temen que estas medidas compliquen las exportaciones.


 


 

 
 
   
20/04/2018
Viernes en Liniers: la plaza mejoró por la pobre oferta y la lluvia
 
Análisis de la Jornada:
Julio Boutet
 
20/04/2018
Mercado de granos
 
Informe Granario:
Carlos Etchepare
 
19/04/2018
Sanidad animal y divulgación científica
 
Notas Técnicas:
Antonio Monteagudo
 
19/04/2018
Análisis de la semana Ganadera
 
Opinión:
Ignacio Iriarte
 
16/04/2018
Resumen semanal de Invernada
 
Información de Invernada:
Julio Boutet